Envío GRATIS en pedidos +40€ con el código: ENVIOGRATIS

Cuidado de las joyas

Todas nuestras joyas, salvo que se especifique en la descripción del producto son de Plata de Ley 925. A continuación, detallamos algunos consejos sobre cómo cuidar y mantener tus joyas.

 Es importante que cuando lleves las joyas no eches perfume, alcohol o derivados de éstos sobre ellas ya que pueden estropearse con dichos líquidos. En el caso de las joyas bañadas en oro, se recomienda no mojarlas para que no se desvanezca el color del oro*.

 Te aconsejamos guardar tus joyas en una bolsita de tela o en un joyero, para que no estén expuestas cuando no las uses y te duren más tiempo.

 

* No se garantiza que el baño de oro dure para siempre. La rapidez con la que el baño de oro se va depende de muchos factores como por ejemplo el uso de productos químicos en la piel, el nivel de sudoración corporal o incluso el mismo nivel de PH de la piel de cada persona. Por estos motivos es recomendable saber que las joyas bañadas en oro requieren más cuidado o bien, si tu experiencia te dice que no te dura, escojas joyas de Plata.

 Cómo limpiar la plata cuando se oscurece

En primer lugar y, antes de nada, advertir de que toda la plata se oscurece y esto no quiere decir que la pieza no sea de plata o que sea de mala calidad. Este deterioro se produce por una reacción química que tiene lugar en la plata (también en otros metales) al entrar en contacto con agentes que hay en el ambiente, aunque popularmente se suele decir que la plata se oxida, en realidad esto no es cierto, en realidad el sulfuro de hidrógeno es el que hace que nuestra pieza de plata se “manche”.

Antes de empezar, debemos advertir que este proceso es efectivo para las piezas de plata (no para las piezas de plata bañada en oro), si la joya tiene componentes de otros materiales como, por ejemplo, piedras, circonitas, cristal, etc… podemos dañarlos.

Solo necesitas lo siguiente:

  • Un recipiente para poner agua caliente, puede ser por ejemplo de metal o de cristal.
  • Papel de Aluminio
  • Sal
  • Agua Caliente

 Para limpiar la plata sigue los siguientes pasos:

  1. Recubre la parte interior del recipiente con el papel de aluminio, con la parte más brillante hacia arriba.
  2. Pon sal abundante en el recipiente
  3. Llena el recipiente de agua hirviendo.
  4. Introduce la plata, procura que la plata esté en contacto con la sal.
  5. Espera 15 minutos
  6. Saca las piezas de plata. Comprobarás que las piezas tienen polvillo, esto es porque durante estos 15 minutos se ha producido una reacción química que separa “la suciedad” de la plata.
  7. Elimina los retos con un paño o papel absorbente, frotando para producir un efecto pulido y obtener el brillo natural de la plata

 

Esperamos que disfrutes de tus joyas de Brana 😊